Gilberto Vargas

La insospechada sonoridad del viento
Comunicación, Gilberto Vargas, Hemeroteca

La insospechada sonoridad del viento

La radio devino en su día, como un sonido semejante al que produce el viento al mover con ímpetu las llamas de una gran imaginación. El murmullo provenía del aparato de cuya energía se desprendía con gran fuerza de impulsión una gran masa de voces y ruidos de máquina nueva. Esta emisión extraordinaria era única, tenía la novedad de dejar ir un montón de palabras. El sonido llegó a ser escuchado tres kilómetros después, hasta el cerro del Castillo de Chapultepec.

Categorías