¡Con harto chile y harta mayonesa el elote!, un manjar ancestral para degustar en la Feria del Elote y la Tortilla en la alcaldía Tláhuac
Alcaldías

¡Con harto chile y harta mayonesa el elote!, un manjar ancestral para degustar en la Feria del Elote y la Tortilla en la alcaldía Tláhuac

Sin reflexionar, nos disponemos a deglutir un delicioso elote, con su respectiva mayonesa, queso, limón y chile piquín; no sin antes escoger el lugar donde lo vamos a saborear, aunque de preferencia en el asiento del algún parque, mientras eso sucede comenzamos a pensar en el origen de muchas cosas, hasta del elote mismo y la importancia que tiene en nuestra cultura mexicana.

El elote no es verdura, vegetal ni fruta, es un pasto de la familia Poaceae o gramínea, al igual que el trigo, arroz, cebada, centeno y avena. Que se originó a partir de la domesticación de “teocintles”, que llevaron a cabo los antiguos mesoamericanos, hace aproximadamente unos 10,000 años.

Pero, ¿sabías que México es el centro del origen del maíz?, ya que aquí es donde existe la mayor variedad del grano; en América Latina hay un cálculo aproximado de 220 razas, y nosotros contamos con 64 de ellas, que se dividen en 8 grupos, como el cónico, sierra de Chihuahua, ocho hileras, chapalote, tropicales, dentados tropicales y maduración tardía, dentro de ellos podemos ubicar a los cacahuacintles (pozolero), palomero, azul, chapalote, entre otros.

Estas variedades dependen de factores ambientales como altitud, variación climática, precipitación, tipos de suelo, ya sea cálido o templado. El maíz tiene la virtud de ser 100 por ciento aprovechable, el tallo se usa como rastrojo para los animales de crianza, las hojas tanto del tallo como de la mazorca para envolturas, el elote para platillos típicos mexicanos; al igual que los “pelos o cabellos de elote” en té, y se considera que tiene propiedades curativas. Por si fuera poco, si se echa a perder y le sale un hongo, pues, también ¡del plato a la boca!.

Aunque la mayor parte de nuestro país ha abandonado la actividad agrícola, existe una región al sur de la Ciudad de México: San Juan Ixtayopan “Tierra Blanca”, uno de los 7 pueblos originarios de la Alcaldía Tláhuac, caracterizada por las propiedades minerales de sus tierras altas y por la parte baja que compone a la zona chinampera, que en tiempos remotos contenían lagos de agua dulce.

Su relación con el maíz continúa hasta nuestros tiempos, ya que se producen de 5 a7 toneladas de elote desde julio hasta septiembre, lo que abarca un total de 1,470 toneladas. Con estos datos, la región decidió realizar la Feria del Elote y la Tortilla a partir de 1993, a modo de resaltar la importancia que hasta nuestros días tiene esta gramínea, así como de incentivar la producción y el comercio justo de los productores, por medio de la oferta gastronómica.

Este año se retoma, después de su ausencia debido al confinamiento por la pandemia de COVID-19, y celebra la edición número 29, la cual fue presentada a los medios de comunicación en el Cencalli, La Casa del Maíz y de la Cultura Alimentaria, ubicada en el complejo cultural de Los Pinos. En el acto se pudieron degustar algunos alimentos elaborados por la señora María Isabel López Ibáñez, representante de la Comisión Organizadora, que deleitó con deliciosos platillos tradicionales como quesadillas, tlacoyos; guisos como pozole, chileatole, carne en diversas salsas acompañadas con granos de maíz; y en innovación de platillos hubo crepas y pizza de huitlacoche, con sus respectivas bebidas como el atole y agua de maíz.

La presentación fue encabezada por la Alcaldesa de Tláhuac, Berenice Hernández, quien se mostró orgullosa y optimista por la próxima feria, que sin duda retribuirá a los campesinos y productores, quienes también han sido apoyados por el Gobierno federal ya que de manera histórica les han asignado el presupuesto más alto que se haya tenido. Y por parte de la alcaldía se ha dotado la activación de las tierras con apoyo de maquinaria como tractores y trascabos, todo lo que tiene que ver para la mecanización de los procesos del trabajo de la tierra, para que de esta manera la labor les sea más sencilla a jóvenes y niños para que retomen esta tradición y puedan interesarse en trabajar.

Al acto también asistieron Genoveva de la Peña, Directora de Cencalli; María Isabel López Ibáñez, representante de la Comisión Organizadora de la feria; Laura América Pedraza Calderón, Directora General del Instituto de Promoción Turística, de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México.

Todos estos productos y más se podrán disfrutar en la feria, que se realizará del 6 al 15 de julio, en la que se estima una afluencia de 12 mil visitantes y se espera una derrama económica de entre 5 y 6 millones de pesos, todo con la medidas de seguridad sanitarias. Y para tranquilidad de las familias, habrá un operativo coordinado con la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Fiscalía General de Justicia de la CDMX. Así que no lo pienses más, ven y celebra el conocimiento oral de la producción y consumo de nuestro maíz y sus derivados, “Porque sin maíz no hay país”.

Dónde: En San Juan Ixtayopan, Tláhuac.

Cuándo: Del 6 al 16 de julio

Cunsulta las rutas:

Facebook Comentarios

4 agosto, 2022
Archivos
Categorías
FONACOT