Córdova, ex consejeros y articulistas partidizados, preñados de priismo
Comunicación Política

Córdova, ex consejeros y articulistas partidizados, preñados de priismo

Gerardo Israel Montes*

Los cuestionamientos que durante los últimos meses amplios sectores de la izquierda han hecho al actuar histórico del Instituto Nacional Electoral (INE) y, en especial, al papel protagónico que está jugando su presidente, Lorenzo Córdova Vianello (pupilo del ex consejero José Woldenberg) durante el actual proceso electoral, en contra de Morena, ha motivado que grupos opositores al gobierno federal emprendan una campaña en defensa de la supuesta autonomía del órgano electoral, argumentando la gravedad de que se deslegitime al instituto, responsable de organizar las elecciones en el país, como si sus integrantes no respondieran a cuotas o intereses partidistas.

A la par de esta cruzada que busca revestir al INE de un halo de pureza que le permita presentarse como “contrapeso”, palabra utilizada por aquellos grupos beneficiados por el anterior régimen que no aceptan -, aquellos grupos beneficiados del anterior régimen, que nunca aceptaron el resultado democrático que ese año se dio en las urnas “contrapesor tras las elecciones de 2018), aquellos grupos beneficiados del anterior régimen, que nunca aceptaron el resultado democrático que ese año se dio en las urnas a la supuesta autocracia que se está gestando en México, y que, en dado caso estaría desplazando a la plutocracia, esa sí real, que prevaleció en el país durante los últimos 40 años de gobiernos neoliberales, el consejero presidente del INE lleva meses montado en campaña mediática en la que busca presentarse como el defensor de la democracia, alertando que ésta corre peligro ante el ambiente polarizado que se vive en el país.

La postura asumida por Córdova de ser el paladín de la democracia -en sincronía con los partidos políticos de oposición que mantienen el mismo discurso en torno a que el sistema democrático corre peligro-, la empezó a fijar más claramente a finales del año pasado, una vez que inició el proceso electoral 2021, el 7 de septiembre de 2020.

Al participar a mediados de septiembre de ese año en la conferencia:

“Elecciones 2021: el reto de los comicios más grandes de la historia”, en el Expansión Summit 2020, Córdova Vianello señaló que la democracia en México atraviesa momentos “muy delicados”, y agregó: “Nos jugamos la viabilidad de un sistema que nos hemos tardado 30 años en construir que, si bien es perfectible, también es cierto que ha permitido la renovación del poder público de manera pacífica, de manera ordenada y de manera institucional”.

Durante este 2021, el consejero presidente del INE ha continuado con su pose de defensor de la democracia, placeándose por medios y foros en donde, con tono alarmista, sostiene que la polarización pone en riesgo la democracia (en sintonía con los grupos políticos y empresariales de oposición a López Obrador, quienes le reprochan que asuma, según ellos, una conducta y discursos que polarizan a la sociedad).

Así lo hizo a principios de abril de este año, al participar en el Seminario sobre Política Educativa en México, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y el Programa Interdisciplinario sobre Política y Prácticas Educativas (PIPE), al exponer que: “la democracia no goza de un buen momento y no es asunto de hoy, de la pandemia, de un proceso electoral, desde hace tiempo venimos arrastrando promesas incumplidas”, en plena concordancia con los spots y cuestionamientos de la oposición que acusan a Morena de incumplir las promesas que hizo en 2018.

Durante ese evento aseguró que no eran buenos tiempos para la democracia debido a que hay un proceso de desinstitucionalización que afecta a los partidos y los parlamentos, elementos fundamentales para los gobiernos democráticos, en clara alusión y crítica a los cuestionamientos que López Obrador ha hecho al actuar de diversos organismos autónomos, así como a la mayoría parlamentaria que Morena y sus partidos aliados tienen en ambas cámaras del Congreso de la Unión, porque así lo quiso la mayoría del electorado en 2018, decisión que, de forma antidemocrática, nunca han aceptado los grupos opositores y, al parecer, Córdova tampoco.

Articulistas al servicio del INE

La aparente defensa que en favor de la democracia y del papel que juega el INE en los procesos electorales, que viene sosteniendo Córdova Vianello durante los últimos meses, ha sido reforzada con la publicación de artículos de periodistas o académicos afines a él, o a los partidos políticos de oposición, o incluso de aquellos que siempre han guardado una animadversión hacia AMLO. Evidentemente, en primera fila, destaca José Woldenberg, quien ha escrito artículos con esta narrativa.

El pasado 4 de mayo, en su artículo: “¿Democracia o autoritarismo?” (El Universal 04/05/21), Woldenberg resalta las confirmaciones hechas por el Tribunal Electoral en torno a las resoluciones del INE para evitar que entre el número de votos y los escaños se dé una sobrerrepresentación mayor al 8 por ciento en la Cámara de Diputados (situación que el INE no se atrevió a resolver en 2015, cuando el PRI y el PVEM aplicaron una estrategia que les permitió rebasar ese porcentaje); además de destacar la negativa de los registros a candidatos de Morena por no presentar informes de ingresos y gastos de precampaña.

A la par, hizo aseveraciones como: “(…) todo parece indicar que a nuestro presidente le gustaría ejercer su poder sin el corsé que para el suponen las normas que intentan contenerlo (…)

La semana pasada volvió a amenazar con la desaparición de los órganos estatales autónomos para reconcentrarlos en el Ejecutivo y al INE en el Judicial (…)

Creo que no exagero si digo que al presidente le gustaría encabezar una Presidencia no ceñida a la ley (…) Es decir, un hiperpresidencialismo sin contrapesos. Y eso tiene un nombre: autoritarismo”.

En un tono similar, el ex consejero del IFE y profesor emérito de la UNAM, Sergio García Ramírez, escribió el 27 de marzo, también en El Universal, su texto “Blindar al INE”, en donde refiere la constante arremetida en contra del órgano electoral que se ha dado durante estos años.

“El Ejecutivo en turno, que acaso pretende gobernar a perpetuidad, se esfuerza en desacreditar al árbitro para desacreditar la elección y remover la democracia, en aras de una nueva concentración del poder (…) No es posible contemplar a distancia y en silencio el acoso en contra del Instituto. Es indispensable elevar la voz para defender esta trinchera de la frágil democracia mexicana”.

Es fácil hacer una defensa vehemente del INE desde la academia y en la teoría, pero difícil sostenerla en la práctica, cuando se es funcionario público.

Así le sucedió a Sergio García Ramírez cuando fue consejero electoral. A finales enero de 2013, en el contexto de la sanción que se planteaba imponer al PRI y al Partido Verde por el uso de las tarjetas Monex en la campaña presidencial del 2012 con las que se dispersaron recursos supuestamente a la estructura electoral del tricolor, pero utilizados seguramente para la compra de votos, Ramírez formó parte de los consejeros electorales que votaron en contra de la sanción individualizada por 75 millones de pesos a los partidos que impulsaron a Enrique Peña Nieto.

Notas periodísticas de aquella fecha dan cuenta que: “en una primera votación, el noveno consejero, Sergio García Ramírez, se abstuvo de votar, por el mismo argumento que empleó para no participar en las investigaciones del caso: su amistad con los dueños de una de las empresas bancarias denunciadas”

(https:// aristeguinoticias.com/2401/ mexico/video-garcia-ramirezy- 4 consejeros-del-ife-queevitaron- la-multa-al-pri/).

García Ramírez se refirió a miembros de la familia Fraga, dueños de la empresa Efra, organización que financió tarjetas de prepago Monex. “Después de consultar a sus compañeros sobre si debía excusarse de la segunda votación con efectos de desempate, el consejero (García Ramírez) votó e inclinó la balanza: cinco contra cuatro y se exoneró a ambos partidos”.

Días después de ese vergonzoso papel que vulneró la autonomía del IFE, especialmente por el actuar de los consejeros afines al PRI y, por ende, se lastimó una vez más a la democracia mexicana, Sergio García Ramírez anunció que dejaría su cargo de consejero electoral.

Entre las opiniones que durante este 2021 han escrito acerca de “la autonomía del INE”, algunas rayan en la mentira. Enrique Quintana, en su columna Coordenadas, publicada el 14 de abril en El Financiero escribió:

“Los ataques al INE inhibirán las inversiones”.

La defensa que se hace en este texto del órgano electoral se basa en una sesgada difusión de los resultados de una encuesta. El columnista asegura que: “de acuerdo a la encuesta levantada por el Inegi respecto a cultura cívica, 59.6 por ciento de la población mayor de 15 años tiene algo o mucha confianza en el INE”.

Si bien el dato del columnista es real, faltó mencionar todo el contexto. En la Encuesta Nacional de Cultura Cívica (ENCUCI2020), realizada por el INEGI en colaboración con el propio INE (página 75), se da cuenta que dentro de la población de 15 años y más, el 40.5 de los encuestado dijo tener “algo de confianza” en el órgano electoral; contra un 24.8 que dijo tenerle “poco de confianza”; un 13.3 por ciento que señaló no le tenía “nada de confianza”, y un 20 por ciento que manifestó tenerle “muchaconfianza”.

(https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/encuci/2020/doc/ENCUCI_2020_Presentacion_Ejecutiva.pdf).

Quintana también escribió: respecto a que el “temor que puede surgir entre los inversionistas es que el caso del INE ilustre la incomodidad que le produce al gobierno la rendición de cuentas y el cumplimiento de la ley (…) Las dudas respecto a la vocación de cumplir con las reglas del juego pueden ser veneno puro para los inversionistas, aunque no tengan preferencias partidistas”.

Lo cierto es que en mayo ese temor se quedó sin fundamento. Las firmas Moody ´s y Fitch Ratings mantuvieron su calificación crediticia en el país, “lo que no sólo favorece al gobierno, sino que permite que las empresas conserve su grado de inversión en los mercados internacionales”

((https://www.excelsior.com.mx/nacional/calificacion-soberana-beneficia-a-empresas-opinion-de-analistas/1450525)

Además, no es la primera vez que ese órgano electoral es cuestionado por su falta de autonomía y sumisión a intereses partidistas, y nunca esa crítica ha provocado el desplome de la Bolsa de Valores.

Órganos electorales han lastimado la democracia

Pero en esa historia sesgada, que busca posicionar entre la ciudadanía a Lorenzo Córdova, es omisa en señalar que desde los propios órganos electorales, se ha contribuido a minar procesos electorales y, por ende, dañando al sistema democrático que se ufanan tanto en defender.
Así sucedió en la polémica elección de 2006 en donde las autoridades electorales de aquel entonces dejaron pasar intervenciones grotescas del entonces ex presidente Vicente Fox o de organismos como el Consejo Coordinador Empresarial, quienes, mediante propaganda oficial, discursos y spots televisivos, armaron toda una estrategia en la que exponían el riesgo de que el país cambiara de rumbo, por lo que era conveniente no cambiar de caballo sino de jinete, en ánimo de favorecer al entonces candidato panista Felipe Calderón, y con el propósito de

Pero en esa historia sesgada, que busca posicionar entre la ciudadanía a Lorenzo Córdova, es omisa en señalar que desde los propios órganos electorales, se ha contribuido a minar procesos electorales y, por ende, dañando al sistema democrático que se ufanan tanto en defender.
Así sucedió en la polémica elección de 2006 en donde las autoridades electorales de aquel entonces dejaron pasar intervenciones grotescas del entonces ex presidente Vicente Fox o de organismos como el Consejo Coordinador Empresarial, quienes, mediante propaganda oficial, discursos y spots televisivos, armaron toda una estrategia en la que exponían el riesgo de que el país cambiara de rumbo, por lo que era conveniente no cambiar de caballo sino de jinete, en ánimo de favorecer al entonces candidato panista Felipe Calderón, y con el propósito de denostar al entonces candidato de la Coalición por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, a quien calificaron como un “Peligro para México”, frase que se le atribuye al publicista español Antonio Sola –quien para estas elecciones de 2021, ha sido contratado por el Partido Revolucionario Institucional para emprender una nueva guerra sucia en contra de Andrés Manuel López Obrador.

(https://www.jornada.com.mx/2021/05/24/politica/003n1pol)–.

Otro episodio vergonzoso que demuestra la poca autonomía del INE, es narrado en el propio libro escrito por Lorenzo Córdova y Ernesto Núñez Albarrán, periodista y asesor en la presidencia del Consejo General del INE: “La democracia no se construyó en un día”, en cuyo capítulo: “2015: la prueba del ácido”, se narra que tras la reforma electoral del 2014 –entre cuyos cambios estuvo la transformación del Instituto Federal Electoral en el actual INE¬–, sucedió uno de los primeros episodios que confrontarían a los tres partidos que impulsaron el “Pacto por México” y que dio pie a la repartición partidista (PRI, PAN y PRD) de los consejeros electorales.

El hecho referido sucedió el 30 de noviembre de 2014, cuando en el Consejo General, por unanimidad de sus 11 consejeros (con una amplia influencia del bloque de cinco consejeros afines al PRI), se avaló la integración de 18 Organismos Públicos Locales Electorales, “en medio de un intercambio de críticas y descalificaciones”, porque la mayoría de los miembros de esos organismos locales tenían vínculos con el priismo.

“En su defensa, Lorenzo Córdova aseguró que los candidatos a los OPLE habían sido examinados con criterios profesionales y rechazó que le debieran su designación a algún partido político (…) Pero los representantes del PAN, PRD, Morena y el PT aseguraban tener pruebas de nexos partidistas de al menos 67 de los 126 consejeros que habrían de integrarse a los OPLE”.

Mientras que para el PT, en voz de su representante Pedro Vázquez, el antídoto contra la injerencia de los gobernadores en el proceso de selección de los integrantes de los Organismos Públicos Locales Electorales simplemente no funcionó, Horacio Duarte, representante de Morena, externó que las instituciones electorales seguían secuestradas y que “el guion es parte de la restauración autoritaria que, como lo decía ya un representante, todo lo pinta de rojo. Sí, se empezó a pintar en diciembre del año 2012 con la firma del Pacto por México, y en esa línea”.

En tanto, Javier Corral representante del Poder Legislativo del PAN, lamentó la conformación partidista del órgano electoral, la cual se dio en dos etapas: “la negociación primera en la mesa central del “Pacto por México” y su segundo paso en la Cámara de Diputados.

Participé, defendí y avalé esta integración, consciente que del pacto se había llevado un sistema de cuotas partidistas a la Cámara de Diputados […] Confié en que no serían consejeros electorales puros, pero sí honorables, que les importaría su imagen, su dignidad frente al interés de sus amigos, familiares, relaciones o partidos políticos.

Pero debo expresar aquí mi profunda decepción sobre la manera en que han actuado; este proceso de integración de Organismos Públicos Locales Electorales muestra la fragilidad de esta institución y lo vulnerable aún de nuestra democracia”.

Así que la democracia, así como la autonomía del INE, a contracorriente de lo que sostiene el discurso opositor, está en asedio desde hace años, y muchas veces bajo la venía de consejeros electorales como Lorenzo Córdova (versiones dan cuenta que durante una vista a Los Pinos, Lorenzo Córdova recibió la venia de Enrique Peña Nieto para ser el consejero presidente del instituto), quien se presenta como un falso defensor del sistema democrático, cuando en realidad tiene intereses personales.

Quizá esté pensando que a futuro puede convertirse en el gran líder de la oposición. Pero la realidad es que el actual consejero presidente del órgano electoral es muy bueno en la teoría, pero nada eficiente para llevar a la práctica todos los conceptos académicos que presume manejar.

Periodista y analista político.
@GerardoIMontes
29 June, 2021
RECENT COMMENTS
FlICKR GALLERY