Gran Bretaña define el lunes extradición de Assange a los Estados Unidos; voces del mundo exigen su libertad
Internet

Gran Bretaña define el lunes extradición de Assange a los Estados Unidos; voces del mundo exigen su libertad

Diego Ríos

El lunes próximo en Londres, se realizará la audiencia para determinar si prospera, o no, la extradición de Julian Assange a los Estados Unidos, país cuyo gobierno lleva 10 años tras el activista por fundar el sitio Wikileaks, portal que reveló la faceta más íntima de la política exterior norteamericana en su afán intervencionista.

En todo el mundo han surgido voces que exigen su libertad, toda vez que en caso de que prospere su extradición, la vida del programador y periodista de origen australiano corre peligro, pues los delitos que se le buscan imponer conllevan a la pena de muerte.

Después de siete años de asilo en la embajada de Ecuador en Reino Unido, Assange ha sido mantenido bajo confinamiento solitario en una prisión de máxima seguridad de Belmarsh, Londres. Así lo dio a conocer Nils Melzer, Relator Especial de la ONU sobre la Tortura.

“El proceso viola las normas básicas de los derechos humanos, el debido proceso y el Estado de derecho”. Dadas las revelaciones de Assange sobre los “crímenes de guerra, corrupción y otros crímenes graves” cometidos por las tropas estadounidenses, la motivación es obvia para Melzer: “Estados Unidos trata de criminalizar el periodismo de investigación. Y el sistema británico, desafortunadamente, está siguiendo la pauta de Washington”, alertó el Relator de la ONU.

Nils Melzer.

Las solicitudes para evitar la extradición de Julian Assange a los Estados Unidos, han surgido desde organizaciones civiles que alertan el evidente flagelo al derecho a la información que todo individuo posee, y a las flagrantes arbitrariedades producidas en su arresto y posterior encierro.

Emblemáticos políticos, entre ellos los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, de España y Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, pidieron a Reino Unido que detenga la extradición de Assange y lo ponga en libertad. De igual forma, el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó en enero de este año, se ponga un freno a la tortura psicológica ejercida contra el activista: “Si él ofrece disculpas y si se le libera, va a ser una causa muy justa en favor de los derechos humanos del mundo. Ojalá se le tenga consideración y se le libere, y que no se le siga torturando”.

Organizaciones internacionales han surgido para el apoyo legal al fundador de WikiLeaks, tal es el caso de “lawyers4asange” quienes enviaron una carta el Ejecutivo británico donde ex presidentes, diputados y diplomáticos de todo el mundo piden el cese a las torturas psicológicas y libertad para el activista.

En la carta, los expertos de “lawyers4asange” sostienen que el juicio de extradición solicitado por Estados Unidos, que busca establecer 18 delitos de espionaje e intrusión informática, “viola la legislación nacional e internacional y los derechos a un juicio justo y otros derechos humanos”, y “amenaza la libertad de prensa y la democracia”.

El pasado 21 de diciembre, el relator Nils Melzer, pidió al presidente estadunidense Donald Trump, que perdone a Assange en sus últimos días en la Casa Blanca, algo que hasta ahora no ha ocurrido. Será el próximo 4 de enero cuando la juez Vanessa Baraitser anunciará su veredicto sobre si el periodista de investigación será extraditado, o no, a Estados Unidos.

Facebook Comentarios

29 diciembre, 2020