La disputa por Twitter: “La lucha por el control de las tendencias en Internet”
Hemeroteca, Internet, Luis Angel Hurtado Razo

La disputa por Twitter: “La lucha por el control de las tendencias en Internet”

Luis Ángel Hurtado Razo

En abril, el CEO y propietario de Tesla, Elon Musk anunció públicamente que adquiriría Twitter por 44 mil millones de dólares, cifra inédita para la compra de una empresa digital. Musk ya había generado expectación tras adquirir el 10 por ciento de las acciones de Twitter, convirtiéndose en el mayor accionista de la empresa.

La oferta pública fue acompañada de una campaña publicitaría muy fuerte sobre las acciones que emprendería Musk de concretarse la enorme transacción. El CEO de Tesla adelantó propuestas de cambios para Twitter: 1) Garantizar la libertad de expresión, 2) Transparentar el algoritmo de Twitter, 3) Combatir la desinformación de las fake news; 4) Reducir la presencia de spam hacia los usuarios, 5) Sacar a Twitter de la Bolsa de Valores.

Al inicio, todo apuntaba a que el resto de los accionistas de Twitter se negarían a la venta. Sin embargo, la presión digital y mediática provocó que el 25 de abril el mundo se enterara que Musk, había convencido a los demás accionistas para convertirse en el único dueño de la 5a red social más usada en México y la 11a red social más usada en el mundo.

¿Cuál es el interés de Elon Musk por adquirir Twitter? Porque la red, del pájaro azul, es la que menos ha crecido en los últimos años, a lo que se agregan las críticas recibidas por políticas editoriales adoptadas, recientemente. Esta plataforma sigue en boca de todos por permitir: bots, polarización, discursos de odio, spam y fake news.

Musk se ha percatado que Twitter posiciona temas políticos o sociales, pero también económicos. El 6 de mayo de 2021, Musk fue sancionado por violar las políticas de uso de Twitter, por generar especulaciones económicas. Musk en ese mayo anunció en su cuenta de Twitter, que era conveniente invertir en criptomonedas, lo que disparó la compra de acciones en Bitcoin, entre otras.

La sanción contra Musk desencadenó críticas del magnate,  al considerar que la red no garantizaba la libertad de expresión. Lo que no nos percatamos es que Musk ya veía un gran interés en adquirir de Twitter.

Comprendió que tener el control de Twitter, podría tener la posición de discursos políticos, mediáticos, sociales y económicos, con ello pudiendo poner en aprietos a gobiernos, medios de comunicación y por supuesto empresas. Sin darnos cuenta Musk comprendió que Twitter es la red social que domina el espacio público digital en internet. Todo tema que se debate en Twitter termina conociéndose en las demás redes sociales e inclusive fuera de internet.

Twitter se ha vuelto un punto estratégico e inclusive geopolítico. Recordemos el papel que ha desempeñado esta red social en distintos movimientos de ciberactivismo en el mundo. Desde Twitter se ha convocado a transiciones democráticas, pero también desde Twitter se han incitado golpes de Estado. El poder de esta red social radica en la velocidad con la que fluye la información y por supuesto la viralización de sus contenidos.

Twitter, spam y bots

El 13 de mayo despertamos con la noticia de que Musk suspendía la transacción para adquirir Twitter, con el argumento de que no pagaría, hasta que le entregaran el informe de la cantidad exacta de bots y spam existentes en la red social. Sobre todo porque previó a cerrar el acuerdo de venta, los miembros de la junta de Twitter le aseguraron a Musk que la presencia de bots y spam no representaban más del 5% del total de cuentas existentes, aproximadamente 20 millones de usuarios, si se parte de que en enero de 2022 Twitter había anunciado contar con 40 millones de usuarios en todo el mundo.

Frenar esa transacción mostró la gran problemática que tiene esa red social por las cuentas automatizadas “bots“. Combatir esa situación representaría a Musk una severa restructuración que le costaría una derrama económica considerable. Musk también buscó aprovecharse de esta situación para renegociar el precio de las acciones de Twitter, argumentando que el informe que le presentó la junta de gobierno era falso o inexacto.

Musk ha dejado muy claro la problemática que actualmente tiene todo internet y por supuesto todas las redes sociales: La industria de la desinformación, que actualmente tiene presencia nada menos que en el de 5% del total de cuentas. Sin embargo esta industria no sólo tiene presencia en esta red social sino en todas las redes sociales del mundo.

La suspensión de la transacción de Twitter evidenció lo que tanto negaron los propietarios de esta red social: la gran cantidad de bots que actualmente operan para manipular la opinión pública en esta red social y por supuesto en internet.

Un dato importante es que el presidente Andrés Manuel López Obrador en continuas ocasiones mencionó la enorme existencia de cuentas falsas en Twitter, y cuál era el papel de Twitter para controlar el comportamiento de esas cuentas, siempre que exigió una explicación a la empresa, esta le respondía que no había presencia de bots en su red social. Ahora vemos que el Presidente no erró en su dicho.

En caso de concretarse la transacción por Twitter, estamos justamente ante un fenómeno que tanto cuestionamos en el pasado, que era la concentración de empresas mediáticas en una sola persona. La compra de Twitter debe también advertirnos de los posibles cambios que pueda desatar esa transacción de una de estas empresas y las nuevas políticas editoriales que implique. Acerca de este ángulo, es importante reflexionar.

Facebook Comentarios

1 junio, 2022
Archivos
Categorías