Las imágenes, atenuadas en pantalla
Comunicación Política

Las imágenes, atenuadas en pantalla

Resurge la tensión entre la censura у el derecho a la información

  • El rating marcó la pauta editorial: Esteinou
  • Según Escobedo, será decisivo el papel de los medios
  • Urge dar solidez a la libertad de expresión: Villanueva

Ricardo Martínez

Las imágenes televisadas inmediatamente después de los impactos de avión contra las Torres Gemelas y el Pentágono en la Unión Americana, y el manejo informativo posterío, marcaron un punto de inflexión de los sistemas mediáticos mundiales hacia la era de la centralización ilimitada de la información, que pudiera expresarse con el signo de cero contenidos.

Se trata de una regresión totalitaria en el nuevo orden mundial de la globalización, guiada por el síndrome del rating, por el control de los mercados de audiencias. Al respecto especialistas y catedráticos dieron su opinión a Zócalo.

Para el analista y actual coordinador de posgrado en Comunicación de la Universidad Iberoamericana, José Francisco Escobedo, los acontecimientos que se desencadenaron el 11 de septiembre han vuelto a poner de relieve no solo a los conflictos derivados de impulsos religiosos a los contrastes que coexisten entre las civilizaciones, sino a la poderosa influencia que juegan en estos procesos los medios de comunicación en el siglo XXI.

Es relevante comentar la percepción o la aproximación que los ciudadanos de todo el mundo están teniendo frente a los acontecimientos de los atentados. Esta percepción es por medio de los medios de comunicación y no por otra cosa.

“No se trata de una serie de acontecimientos frente a los cuales los ciudadanos sean testigos directos, ¡No! Los acontecimientos están siendo depurados por los medios de comunicación, de esta manera los criterios informativos de contenido que intervienen en los medios determinan, de manera poderosa, las percepciones de la información que las personas tienen con relación a estos acontecimientos”.

De acuerdo con Escobedo, sólo para poner un ejemplo, cabe decir que inmediatamente después del ataque a las Torres Gemelas ningún medio estuvo en condiciones de hacer aproximaciones cose up al lugar de los hechos inmediatamente se cercó el territorio de Manhattan y todos los medios internacionales sólo presentaban escenas a distancias esto quiere decir que hubo sólo una cobertura limitada hasta ese momento.
Salvo raras excepciones, no hemos comunicado la imagen directa de las personas que sufrieron estos atentados. Aquí hay un manejo muy interesante acerca de los rasgos de identidad de los que fallecieron, agregó. Esto es sólo una evidencia de como la imagen de los acontecimientos y la percepción que hacemos de ellos es por medio de lo que nos llega a través de las pantallas de televisión, y es a partir de esa percepción cuando empezamos a comprender, analizar con mayor detenimiento a los medios.

Hay otro papel importantísimo que es tan jugando los medios en este conflicto de rasgos no convencionales. En el pasado los estados nación que se confrontaban en las guerras, transmitan sus mensajes, sus estrategias, sus elementos de negociación de intercambio, por medios discretos a través de personajes clave.

Hoy los mensajes que unos y otros se están transmitiendo, tanto Estados Unidos como la coalición (coalición antiterrorista) frente al enemigo inasible, es a través de los medios, señalo el analista.

“No hay necesidad de utilizar embajadores, no hay necesidad de utilizar mediadores personales. Es a través de los medios de comunicación, de la Internes, de la información de las grandes cadenas internacionales, como conocemos las posiciones de los actores en juego.”

Pantalla light

Para el profesor de la Universidad Theroamericana, esto quiere decir que los medios de comunicación juegan un papel decisivo en lo que es ahora el conflicto y en su que tomar “Efectivamente, en la televisión estadounidense parece ser que no hay heridos, o poca gente afectada, parece ser que están ocultando algo deliberadamente o por omisión, hay algo ahí, algún signo de censura, ¿de falta de derecho a la información que estarían enfrentando los ciudadanos estadounidenses? Si, las razones pueden ser múltiples para explicar por qué está sucediendo”.

Destacó el especialista que el derecho a la información de los ciudadanos tiene límites en cada legislación sin entorno. En Estados Unidos está regulado por la Federal Of Information Acr. Uno de los limites es el derecho a la intimidad, a la vida privada, a la imagen propia. Estos derechos de las personas no sólo los tienen las personas vivas, sino también las que han muerto. Este podría ser uno de los argumentos jurídicos que pueden señalar los medios.

La información tiene límites en este caso. Los derechos subjetivos de las perdonas, la dimensión de los acontecimientos, hacen que el objeto informativo del acontecimiento mismo sea de un interés público y entonces, se exija una cobertura adicional del derecho a la imagen propia, no sólo es el derecho de una persona viva a que su imagen no sea utilizada, sino también de alguien que ya falleció, este es un tema que en México no está regulado, pero en Estados Unidos y Europa si, argumentó el profesor.

Hay un rasgo de censura informativa derivada de decisiones políticas del gobierno norteamericano. Al principio se estableció una cifra de muertos y se puede observar que de lo que se habla no es de muertos, sino de desaparecidos. Este adjetivo-subrayó el especialista atenda un poco las cosas, no es lo mismo hablar de poco más de 6 mil muertos que poco más de 6 mil desaparecidos, y a medida que están avanzando las labores de rescate se va disminuyendo la lista de desaparecidos y esto es un concepto muy importante para el análisis mediático.

Ahora es importante analizar el papel de los medios en las guerras de Kosovo y el Golfo Pérsico. “Hoy el gobierno norteamericano está planteando la censura televisiva de los posibles enfrentamientos que se den en la eventual guerra contra el terrorismo.”

Para el académico, las guerras en buena medida se ganan porque en ellas se controla la información. No hay hechos más poderosos para sacudir la conciencia de un país para debilitar una posición de guerra o deslegitimar una decisión gubernamental que la imagen de los hijos de los norteamericanos muertos en cada una de estas guerras.

“Recordemos como la guerra de Vietnam” empieza a detenerse cuando el norte americano, los padres de familia, las madres empiezan a ver cómo regresan a Estados Unidos los ataúdes donde están los soldados muertos entonces este tipo de información desde luego pone en una situación de debilidad cualquier estrategia de guerra.

“La clave en una guerra es el manejo de información, para que, para que quienes conducen el despliegue militar suministren la información porque puede ocurrir que los resultados en corto plazo no sean tan favorables, y esto como un corrosivo muy poderoso para debilitar cualquier estrategia”

“En este momento hay un altísimo consenso en la sociedad norteamericana para responder a los ataques, incluso hacer la guerra”, pero ese consenso se puede debilitar, se puede inclinar y puede tornarse negativo si en las primeras escaramuzas resulta que los muertos los pone Estados Unidos, que los ponen los aliados y no los adversarios, por eso es que están planteando el control de los medios respecto de este conflicto. Es fundamental, dijo el analista, que los medios presenten la información más cercana al curso de los acontecimientos.

Si se desata una guerra y sólo sabemos por las declaraciones de Colin Powell (secretario de Estado norteamericano), no tenemos imágenes, pues vamos a tener serios problemas, porque la audiencia mundial está acostumbrada a que CNN esté a 500 metros del bombardero, del tanque, del soldado que está tirando bala frente al adversario

Urge mayor rigor

Javier Esteinou Madrid, investigador del departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana, identifica cinco momentos en la cobertura de los acontecimientos en los que el rating marcó la pauca editorial.

Comento el especialista:

“El primero, aquel que asistió a la transmisión inmediata de los sucesos de manera improvisada y contradictoria. Una exposición de los sucesos que apareció de un modo sorpresivo ante la realidad que se desbordaba sin prácticamente percibirla y asimilarla en el instante”.

“El segundo, después de cinco o seis horas de transmisión continua se informó que ya no había más atentados y se trató de asimilar que había pasado, que sucedió. Se intento racionalizar el suceso por medio de los conductores y especialistas. Esta etapa fue breve, pero aún se percibió la improvisación”.

“El tercero se caracterizó por la información del show y el espectáculo que duró varios días. Los medios centraron sus energías en ganar más rating e informaron con imágenes espectaculares, dramáticas y alarmistas. Se repacieron hasta el cansancio las tomas del segundo avión que se estrelló con una de las torres, dijo Esteinou.”

“El cuarto es el medio de comunicación que se empezó a explicar con mayor razonamiento. Qué pasó, que contexto existe, hacia donde se dirige el mundo con estos hechos. Los comentaristas y analistas empezaron a cuestionar e informar para darle una mayor explicación a los sucesos. Esta etapa dura pocos días.”

“El quinto es de dos días a la fecha del respaldo a las iniciativas del gobierno estadounidense. Su ofensiva bélica se dirige contra un enemigo poco visible. Se señala a los árabes y musulmanes como los posibles autores de los atentados y afirmo a Osama Bin Laden como el autor intelectual. Aquí los medios fungieron como cajas de resonancia, dibujando un estado de ánimo de angustia, drama y terror.”

Según el investigador, este hecho ilustra que los medios enfocaron su información en el espectáculo por el rating: “Creo que en términos de la ley debería de ser aplicado un mayor rigor”.

Vulnerabilidad óptica

Con el conflicto generado por los impactos contra objetivos norteamericanos “estamos en tensión entre el derecho a la información y la censura”, consideró el doctor en derecho Ernesto Villanueva, quien destacó la necesidad de precisar regulaciones a las leyes de medios, que den solidez a la libertad de expresión en todo el mundo.

Con los hechos del 11 de septiembre sí que se rompen los esquemas de la televisión convencional; es un parteaguas, “Los ejemplos son muchos. Observamos a la televisora CNN, The Washington Post, etcétera, pero también vemos no sólo media norteamericanos, sino de todo el mundo. Por primera vez hay una cobertura muy amplia”. Sin embargo, este hecho afecta las percepciones, la conducta visual del pueblo estadounidense, sobre todo a lo que se refiere sobre la percepción de seguridad de que Estados Unidos no era considerado un país con esos problemas. Siempre los problemas los había tenido fuera de su territorio, de manera tal que el ser atacado en estos puntos sensibles para el pueblo norteamericano los ha marcado culturalmente de ahora en adelante.

Estamos hablando de un conflicto, por un lado, entre el derecho a la información y el derecho a saber de la gente, por otro lado, un derecho nuevo que se está legislado en otros países, tal es el caso del derecho a la propia imagen como prerrogativa de cada persona para determinar el manejo de su personalidad, de su rostro. Aquí es un asunto de carácter legal y no ético, en este caso el problema es identificar.

Por otra parte, dijo, se corre el riesgo de la censura y la autocensura. Estados Unidos tiene una cultura por la libertad, de hecho, la primera enmienda de la Constitución es muy clara sobre el alcance de la legislación en esta materia, precisamente el Congreso no tiene facultades para restringir o mirar la libertad, lo que ellos llaman la libertad de prensa, que incluiría allí la libertad de expresión y la libertad de información, sin embargo, el problema ha sido desde la aprobación de la primera enmienda.

“La interpretación a esta enmienda constitucional, de manera cal que en el caso de Internet no es la primera vez que ha habido intentos por hacer una regulación, ya hubo un intento de regulación a la llamada ley de decencia en donde algunos de sus contenidos, tanto de publicación de pornografía como de violencia, estaban efectivamente restringidos.”

Yo creo que debe haber una legislación que no defina que no hay derechos absolutos, que debe haber un equilibrio entre la libertad y todos los medios jurídicos protegidos como son efectivamente: el derecho a la vida privada, el de la propia sociedad, lo que se entiende como la moral pública, señaló.

Estos límites plantean precisamente un problema de regresión que en lugar de ir hacia adelante estaríamos retrocediendo, ya que la libertad es quizá una de las conquistas más importantes que el ser humano ha ganado a través de los tiempos.

La libertad, la lucha contra la esclavitud, la lucha contra todo tipo de resistencia o limitaciones, son parte de la posibilidad de que cada ser humano pueda llevar a cabo su proyecto vital, obviamente tiene como propósito ir más allá de lo que es estrictamente necesario en una sociedad democrática, creo yo que sería una regresión, yo tengo mis dudas sobre si esto se va a llevar a cabo o no, pero si es el caso, no dudo que sería una regresión.

Por otra parte, si después de los atentados se originada la creciente intercepción de mensajes por Internet, creo que sólo debería hacerse en casos muy excepcionales, con la autorización de un juez, siempre y cuando hubiera una sospecha confirmada de que efectivamente se está cometiendo un delito debidamente tipificado en la ley, pero no hacer una especie de intercepción genérica.

Esto efectivamente si sería un ataque al derecho de la vida privada y evidentemente esto constituye una violación de los derechos fundamentales, concluyó.

Facebook Comentarios

11 septiembre, 2021