Los Salgado derrotan al INE
Comunicación Política

Los Salgado derrotan al INE

Mario A. Medina*

A pesar de la ofensiva que encabezó la alianza “Va por México” a la que se sumaron un sinnúmero de intereses particularmente de la derecha para que Morena no llegara a gobernar el estado de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda se alzó como la ganadora de la elección del 6 de junio, luego de tan solo 30 días de campaña, y no obstante que presuntamente las encuestas no la favorecían.

El domingo 13 de junio, el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Guerrero, entregó la Constancia de Mayoría y Validez de la Elección a la guberna­tura y la Declaración de Validez de la Elección y Elegibilidad a Salgado Pineda con lo que esta joven política, se convertirá en la primera go­bernadora mujer de aquella entidad, el 28 de octubre próximo.

Pero el triunfo de Evelyn y de Morena estuvo en serio riesgo. Ya que ella y su padre, el senador Félix Salgado Macedonio, enfrentaron campañas en contra que tuvieron como propósito desca­rrilar ese triunfo.

El 25 de marzo, con el argumento de que el candidato Félix Salgado no había entregado sus gastos de campaña, el Consejo General del Insti­tuto Nacional Electoral (INE) por mayoría decidió cancelar, el registro a la candidatura al legislador.

La sanción en contra de Salgado levantó pro­testas ya que el INE tenía tres opciones para castigar al legislador: amonestación pública, sanción económica y pérdida del registro. Aplicó el mayor castigo.

El caso llegó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por la queja del se­nador. El 9 de abril, el Tribunal regresó el caso al INE para que éste volviera a pronunciarse, advirtiéndole que cancelar el registro a Salgado Macedonio podría representar la vulneración de sus derechos constitucionales para ser votado.

Pero el argumento de probable vulneración de derechos constitucionales del Tribunal, no fue suficiente para el INE, que ratificó la cancelación del registro al legislador, el 13 de abril.

El líder guerrerense responsabilizó a su partido, Morena, de no haber entregado al INE su informe de gastos de campaña, por lo que señaló, “resulta ilegal y desproporcionado que la consecuencia sea la pérdida del derecho a ser registrado como candidato”, toda vez que antes, el 9 de enero presentó un informe ante Morena, cuando aún era “aspirante”, ya que nunca fue precandidato.

Distintos sectores políticos del país, conside­raron que el INE y el TEPJF, no actuaron con el mismo resero frente a otros candidatos, parti­cularmente pertenecientes a la alianza “Va por México” quienes, trascendió, no entregaron sus informes de gastos de precampaña. Estos fueron tratados con benevolencia política por el máximo órgano electoral del país, al sancionarlos con una multa y una amonestación pública, castigos que inexplicablemente no se emplearon de la misma forma con Félix Salgado Macedonio, cuando simplemente se debió aplicar el principio “pro-persona” que maximiza los derechos humanos, de acuerdo con la sentencia aprobada por el Tribunal Electoral.

La cancelación definitiva de la candidatura del senador, pero también la del aspirante del mismo partido por el estado de Michoacán, Raúl Morón, se consideró como “un exceso de la autoridad electoral, un acto de provocación y un golpe a la democracia”.

Todo estaba en contra de Morena. A falta de candidato, el Comité Estatal de Morena en Guerrero, convocó a una consulta interna para sustituir a Salgado, proceso donde se incluyó a la hija del candidato agraviado. En la consulta salió triunfadora su hija Evelyn.

La decisión “democrática” del INE y el TEPJF, significó finalmente una acción antidemocrática, un golpe a la voluntad del pueblo, porque fueron unos cuantos quienes decidieron por la población guerrerense; no fue posible que por no compro­bar un gasto de precampaña supuestamente de 14 mil pesos, se le haya impedido a la ciudadanía de Guerrero determinar quién era su mejor opción.

A pesar de la campaña golpeadora, el 6 de junio Evelyn ganó la guberna­tura de Guerrero con 643 mil 814 votos, mientras que el candidato del PRI/ PRD, Mario Moreno Arcos, alcanzó el segundo lugar con 580 mil 961 sufragios y Pedro Segura Valladares, de la coalición PT/PVEM, el tercero con 90 mil 361 votos.

Su triunfo fue un ejerci­cio democrático ejemplar donde se dio una amplia participación ciuda­dana, y por fortuna de manera contundente la decisión la tomó la población, quien con su voto apoyó a quien querían al frente del gobierno estatal en los próximos seis años.

*Periodista y analista

Facebook Comentarios

15 julio, 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.