Comunicación Política

Mientras policías contenían violencia, en Twitter columnistas criticaban a Sheinbaum

Diego Ríos

Al menos 44 mujeres policías resultaron lesionadas por golpes y quemaduras infringidos a manos de colectivos feministas que salieron ayer del Monumento a la Revolución rumbo al Zócalo para manifestarse contra el maltrato a la mujer, y a favor del aborto legal. Armadas con martillos color rosa y bombas molotov, arremetieron contra integrantes de las fuerzas del orden, que sólo portaban escudos y protección corporal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como “actos de provocación” a las agresiones perpetradas contra las mujeres policías, y refrendó su postura humanista donde no hay cabida para responder a la violencia con más violencia, “no se apaga el fuego con más fuego. No tienen ni siquiera porque encapucharse, nosotros no somos represores”, señaló.

En redes sociales abundan los videos donde un reducido grupo de mujeres vestidas de negro y cubiertas de rostro y cabeza avientan bombas molotov contra las mujeres policías que impedían su paso hacia el Zócalo capitalino, donde se encuentra desde la semana pasada el campamento del movimiento ultraderechista FRENAAA.

Hay videos donde el grupo de mujeres arremete contra una mujer policía que tirada en el suelo y ya sin protección sólo busca como detener la agresión de piedras, martillos y puños que llueven sobre ella.

Otra de las estampas que se hicieron virales anoche es la de un hombre de la tercera edad que fue rociado con un extintor y por de medio de groserías y amenazas es retirado del camino.

Cuestionado sobre la posibilidad de que se exponga a probables infiltrados en los movimientos feministas el Presidente dijo que no se hará de esa manera, toda vez que esto podría ser usado para acusar al gobierno de represor.

“No, porque entonces se victimizan, eso es lo que quieren, señalarnos como autoritarios y no, no somos iguales, nosotros venimos de una lucha de muchos años en favor de la justicia y contra la represión. Están buscando por todos los medios que caigamos en una provocación”.

Al tiempo que se desarrollaba la violencia, la pintura morada y rosa rayaba las calles y las fuerzas del orden eran castigadas con brutalidad, en Twitter algunos comentaristas como Leo Zukermann y Gabriela Warkentin iniciaban una narrativa donde supuestamente ellos, el gobierno de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum era rebasado por los contingentes feministas.

Contrario a la narrativa de los comentaristas de WRadio y Televisa, el gobierno de la Ciudad de México puso en marcha un operativo con el que se salvaguardó la integridad de los ciudadanos desde antes de iniciadas las manifestaciones, mismo que se levantó hasta pasadas las 8 de la noche. A excepción del área que comprende el cruce de las avenidas Bucareli y Paseo de la Reforma hasta el Sanborns de avenida Juárez, la CDMX funcionó como otro cualquier día.

El presidente López Obrador dijo estar seguro de que las familias de las mujeres que protagonizaron la violencia no ven con buenos ojos los hechos de ayer, y de igual forma la opinión pública no comparte la forma en que se llevó a cabo la manifestación.  

“Sus familiares, si se dan cuenta, si saben lo que están haciendo, estoy seguro que no lo ven bien y claro que la gente no lo ve bien”.

La libre manifestación de las ideas está garantizada, dijo el Presidente, incluso de aquellos que abiertamente son opositores a su persona como el caso de FRENAA, y aprovechó para ejemplificar como sería cubierto por los medios en caso de que se buscará quitar a las personas que acampan en la plancha del Zócalo:

“Imagínense -toco madera y no lo deseo, desde luego- hay heridos, se les dan de garrotazos, de macanazos a los de Frenaaa, se vuelve una nota internacional, es ocho columnas en todos los periódicos de México; gritarían los locutores y conductores de programas o de noticieros como pregoneros, como callan cuando no les conviene a sus jefes que no se sepa algo que les puede perjudicar”.

Y continuó: “Yo empecé a sentir algo extraño cuando iniciaron las manifestaciones y medios de comunicación alentando el movimiento feminista, me llamó mucho la atención”, y recordó como hace uno días presentó un análisis de columnistas donde la representación de mujeres en los artículos de opinión es mínima: “De todos los columnistas, sólo 10 por ciento son mujeres; o sea, los defensores de los derechos de la mujer no tienen en sus periódicos mujeres, y cada vez queda más de manifiesto que hay gente interesada en afectarnos”, indicó el Presidente.

Eran las 8:55 de la mañana y aún no terminaba la conferencia del Presidente en Palacio Nacional, cuando la analista de Reforma Denise Dresser, tuiteaba una foto donde un grupo de manifestantes era encapsulado por policías, la analista al igual que Warkentin y Zukermann la tarde de ayer, arremetía contra la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum con una foto tomada en una manifestación en Toronto, Canadá. Su pifia motivó la burla en Twitter y la hizo tendencia nuevamente por difundir fake news.

Facebook Comentarios

29 septiembre, 2020