Niegan libertad condicional a Assange; Fiscalía británica usa invitación de AMLO como argumento de fuga
Comunicación Política

Niegan libertad condicional a Assange; Fiscalía británica usa invitación de AMLO como argumento de fuga

Diego Ríos

Este miércoles en Londres, Vanessa Baraitser, la misma jueza británica que antier negó la extradición de Julian Assange al gobierno de Estados Unidos, ahora le dio un revés a la causa del fundador de Wikileaks, pues le negó la libertad condicional solicitada por el periodista y programador.

La Fiscalía británica, acorde a los designios del gobierno estadunidense, pidió que fuera negada la solicitud de libertad condicional “porque existe riesgo de fuga y porque Assange ha demostrado ser capaz de tomar medidas extraordinarias para evitar la extradición”, consideró.

Ante estos alegatos, la jueza sentenció: “Estoy convencida de que hay razones para creer que si el señor Assange es puesto en libertad hoy, no se presentará en la Corte para hacer frente a los procedimientos de apelación”.

Según la Fiscalía británica, un argumento para demostrar que Assange cuenta con los medios para fugarse es la invitación del presidente Andrés Manuel López Obrador para ser asilado político en nuestro país. Además, dijo que por su edad y los recursos económicos con que cuenta el fundador de Wikileaks hacen de la libertad condicional una figura inviable.

En respuesta a la mención de la invitación de López Obrador, Edward Fitzgerald, abogado defensor de Assange, indicó que malinterpretaron las palabras del presidente mexicano, “cuya invitación sólo sería aplicable al final de todo el proceso legal”, e incluso señaló el litigante, que “México en ningún caso le abrió las puertas de su embajada en Londres”.

Fitzgerald aseveró que Assange vive una nueva realidad en Londres tras su reclusión en la embajada de Ecuador, donde tuvo dos hijos con una de sus abogadas, hecho que lo han llevado a generar arraigo en Inglaterra.

De igual forma, afirmó que Assange tiene en la actualidad motivos suficientes “para respetar las condiciones de una nueva libertad bajo fianza y permanecer en Inglaterra”. E incluso abogó por su salud haciendo un vínculo en relación a la pandemia al afirmar que “su cliente corre mayor riesgo de contraer el covid-19 en prisión, que en casa con su familia”.

Y por si no fuera suficiente, buscó también mediante la tentación del dinero hacerse de la simpatía de la jueza al asegurar que entre los influyentes seguidores de Julian Assange, “que lo consideran paladín de la libertad de información, hay quienes están dispuestos a pagar una cuantiosa fianza”. Nada de lo anterior funcionó, y con la presencia en la sala del periodista quien vistió un traje color negro, la jueza negó la ansiada libertad bajo fianza.

Facebook Comentarios

6 enero, 2021