Reforma desacredita firmas recabadas en consulta popular; AMLO lo califica de “pasquín”
Fake News

Reforma desacredita firmas recabadas en consulta popular; AMLO lo califica de “pasquín”

Diego Ríos

Como si se tratara de un conteo hecho al vapor para legitimar un acto ilícito o de dudosa factoría, ayer miércoles el periódico Reforma tituló su primera plana “‘Brotan’ para consulta 12 firmas por segundo”, en relación al último día de recolección de apoyos para solicitar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avale  una consulta pública donde se pregunte la posibilidad enjuiciar a los ex presidentes que gobernaron México entre los años 1988 a 2018.  

Contrario al principio básico del periodismo donde cualquier nota debe brindar todas las respuestas necesarias, el texto firmado por Mayolo López y Erika Hernández siembra dudas a lo largo de su redacción: “En menos de 36 horas, simpatizantes y organizaciones aliadas de Morena hicieron aparecer 12 firmas por segundo para solicitar la consulta contra los ex Presidentes”, ¿Cómo las aparecieron; fueron fabricadas por éstos; esta recolección de firmas es falsa; cuántas firmas son humanamente posibles recabar por segundo?  

Y sigue la nota: “Mientras el Presidente Andrés Manuel López dijo el lunes que se registraban 800 mil firmas y que ante ese escenario ya había preparado un escrito para solicitar la consulta popular, ayer los morenistas reportaron la entrega de 2 millones 400 mil firmas al Senado”, ¿Mintió el Presidente; ante la prisa los militantes de Morena cometieron actos ilícitos para llegar a la cantidad; buscan engañarnos?  

Remata el texto: “Ayer López Obrador corrigió y dijo que finalmente los ciudadanos consiguieron reunir las firmas, pero decidió presentar su propia solicitud para asegurar que se lleve a cabo”.  

Las dudas que despierta el texto de la portada de Reforma no son errores del editor, mucho menos cuestiones de estilo de los reporteros. Esto queda en evidencia al reunir a dos profesionales del periodismo para una nota que buscaba precisamente sembrar la desconfianza y generar intrigas.  

Esta mañana, el presidente López Obrador tachó de nuevo al periódico Reforma de “pasquín”, aunque esta vez prefirió omitir el adjetivo empleado el pasado lunes para dicho medio: “inmundo”. La razón, el demeritar los esfuerzos de la ciudadanía que por 10 días juntaron firmas para solicitar a la SCJN una consulta que sea el punto de partida para enjuiciar a los ex presidentes.  

“Ya no voy a decir lo que dije la vez pasada, bueno, voy a decir que es un pasquín, pero no voy a poner lo otro. La verdad, es lamentable ¿no?, que en ese periódico, en ese pasquín, le den tanta importancia a un asunto que deberíamos de reconocer, de exaltar, pues fue una hazaña de los ciudadanos el conseguir en 10 días más de 2 millones de firmas”.  

El Presidente reconoció el esfuerzo de la ciudadanía, pues narró que cuando el cansancio se hizo presente llegaron más voluntarios para contar firmas, foliar las hojas, relevar a los que ya habían hecho su aporte “faltaban manos, y llegó la gente y lo lograron”, preguntó: “Bueno, ¿qué hace este pasquín?”, y responde: “Poner bajo sospecha cómo fue que reunieron las firmas, porque no reconocen lo que es la solidaridad, lo que es capaz de hacer la gente cuando se trata de una causa justa, porque ellos andan en las alturas, pertenecen a una élite, no recogen los sentimientos de la gente, no conocen el sentir del pueblo, son en realidad muy elitistas, no le tienen fe al pueblo”, indicó.  

López Obrador mencionó que la portada del Reforma le recordó el contexto del fraude electoral en el año 2006: “cuando nos manifestábamos por lo del fraude este periódico nos contaba, y nos ponía alfilercitos y con notario público. Este periódico durante mucho tiempo dijo que era independiente, que era de la llamada sociedad civil y engañó a muchísimos. Pero claro, ¿cómo este periódico va a querer que se lleve a cabo una consulta para enjuiciar a Carlos Salinas de Gortari, si este periódico surge durante el sexenio de Salinas?”, cuestionó.  

La tarde de ayer se hizo tendencia en Twitter la palabra Risco, apellido del conductor y comediante Javier Risco, que fungió de promotor en la misma red social de la portada de Reforma con un tuit donde mediante una alegoría afianzó la duda sobre la cantidad de firmas que alcanzó el esfuerzo de la ciudadanía para llegar a la meta de 1.8 millones de firmas que se logró superar con creces. 

Facebook Comentarios

17 septiembre, 2020